La naturaleza

En la medida de lo posible intentamos que nuestras actividades se desarrollen en ese marco incomparable que es la naturaleza. Como os hemos dicho anteriormente, el Scout respeta y ama la naturaleza, viendo en ella el poder creador de Dios y su propia esencia.

Este punto no parece necesitar más explicación que la famosa frase de Baden Powell:

«Dejad este mundo mejor de cómo lo encontrasteis»